INICIO
CATALOGO EN LINEA
SERVICIOS
Sobre Vitalibros, El café del libro de Vitacura | Hágase socio | Requerimientos | Bibliotecario en línea Hágase socio aquí
 
Usuario: Clave:

 

 

Colección

 
 
 
Colección Vitanet - Guía del Consumidor
< volver

QUE ES EL LIMITE DE GARANTIA ESTATAL A LOS DEPOSITOS

Esta frase aparece siempre en todos los documentos de los bancos y en los espacios publicitarios de esta instituciones financieras. Y aunque se pide que el público se informe sobre dicha garantía, ésta nunca ha sido utilizada desde que fuera creada. Sobre qué instrumentos financieros recae esta protección, en qué consiste y a quiénes afecta es lo que daremos a conocer:

Como su nombre lo indica, esta disposición es una garantía que otorga el Estado a las obligaciones provenientes de depósitos y captaciones a plazo, ya sean cuentas de ahorro o documentos nominativos o a la orden, de propia emisión de los bancos o sociedades financieras.

Dicha garantía favorece solamente a personas naturales y sólo cubre el 90% del monto de las obligaciones financieras no superiores a 120 unidades de fomento.

Sin embargo, un aspecto fundamental que debe tenerse en consideración es que en el caso de todos los depósitos de cuenta a la vista ( cuentas corrientes, cuentas de ahorro a la vista), siempre se paga la totalidad de los fondos en forma preferente.

Es decir, las cuentas a la vista tienen prioridad de pago respecto de los depósitos y captaciones a plazo acogidos por esta garantía, por dar liquidez al sistema financiero.

Su pago corresponde en primera instancia a la entidad financiera involucrada, y en su defecto, será el Banco Central el que cancelará tales deudas.

Este límite de garantía estatal se hará exigible por resolución de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras sólo en dos ocasiones.

Cuando se aprueba un convenio, vale decir, cuando el directorio de la institución financiera convoca a una junta de acreedores para repactar deudas, lo que en la práctica equivale al trámite anterior antes de una quiebra ( la cual no necesariamente debe ocurrir), o

Cuando una institución financiera se declara en liquidación forzosa.

En el primer caso, el pago lo hará la Superintendencia, mientras que en el segundo caso, deberá ser el liquidador quien pague el dinero.

Vale decir, la garantía estatal sólo puede ser cobrada cuando una entidad financiera entra en una de estas dos situaciones. Por lo tanto, en ningún caso puede pedirse este resguardo en circunstancias tales como fraudes, protestos de cheques o engaños de terceros a los que haya sido sometido algún cliente de una institución financiera.

En el caso que el documento en que conste el depósito o captación sujeto a garantía se encuentra a nombre de más de una persona natural, el pago se entenderá hecho a sus titulares en proporción a su número, independientemente de cualquier convención que rija entre ellos.

Un elemento en el que se debe hacer mención es que esta garantía sólo beneficia a personas naturales. Por lo tanto, el solo hecho de figurar en un documento una persona jurídica lo excluye de la garantía.

Para los efectos del pago, se tomará en consideración el monto del capital de la obligación original o de su última renovación y se pagarán los reajustes e intereses que haya sufrido hasta la fecha del pago.

En el caso de que una persona tenga alguna captación o depósito a plazo y además pueda formar parte en la junta de acreedores, deberá renunciar a una de estas opciones. De este modo, sólo podrá recibir la garantía si rechaza su participación en el convenio o liquidación de la entidad, según corresponda.

Cuando una persona natural tiene una cantidad de dinero superior al estipulado por parte de la garantía para devolución, y tal cantidad está distribuida en varias entidades financieras, no podrá endosar a un tercero alguna parte de dicha cantidad. La idea que hay detrás de esta normativa es que sólo se cobre lo estipulado por la ley y no se utilice a otras personas para recibir una cantidad mayor al límite legal.


< volver

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer 6420, Vitacura - Santiago, Chile. Fono 2240- 3685 o 2240-3684. Correo: Vitalibros
Horario de atención: Lunes a Viernes: 10:00 a 19:00 hrs. - Sábados: 10:30 a 13:30 hrs, excepto feriados y festivos.
Los contenidos y servicios bibliográficos que presta Vitalibros, El café del libro de Vitacura, pueden cambiar con el tiempo. Vitalibros se reserva el derecho de modificar, mejorar, añadir o eliminar cualquier parte del sitio incluyendo los servicios en cualquier momento, según sea necesario y pertinente.
Sitio optimizado para Iexplorer 5.0 y superiores. Se recomienda utilizar una resolución mínima de 800 x 600 pixeles.